Home / Los 6 tipos de Tilt

Los 6 tipos de Tilt

marzo 11, 2022
de Raise Your Edge

Al contrario de lo que podrías pensar, el tilt (estado de confusión mental) puede manifestarse de muchas formas distintas. Si bien muchos jugadores de poker hoy en día han aceptado que el tilt existe y puede tener un impacto negativo en su juego, la mayoría probablemente no toma verdadera conciencia de cómo puede afectarlos.

El tilt puede tener un efecto perjudicial en tu juego de poker, ya sea que ganes o pierdas; incluso algo tan simple como una distracción puede desencadenar un profundo estado de tilt, e inmediatamente ocasionar pérdidas importantes en la mesa de poker. Para obtener información más detallada sobre cómo encarar el tilt en las mesas, echa un vistazo a esta práctica Guía de abordaje del tilt.

En esta ocasión, desglosaremos los 6 tipos de tilt que podrías experimentar y te daremos algunos consejos sobre cómo superarte y readaptarte. Es hora de comenzar.

1. Tilt de víctima

El tilt de víctima es un tipo sumamente frecuente de tilt, y prácticamente todos somos muy susceptibles a padecerlo. Cuando experimentas una mala racha o te ha tocado una serie de malas cartas, es muy fácil caer en la mentalidad de víctima. Es típico que tengas pensamientos como estos:

«Nadie tiene tanta mala suerte como yo; ¡soy la persona más desafortunada del mundo!»

O…

«¡Por qué me pasa esto siempre, no tengo respiro!»

Aunque en el fondo y en teoría sabes que esas afirmaciones no son ciertas y que en el poker todos tienen el mismo porcentaje de suerte y varianza, puede ser extremadamente difícil lidiar con este tipo de pensamiento negativo en la mesa.

La razón por la que tendemos a actuar así es que no queremos asumir la responsabilidad de lo que nos pasa, entonces culpamos a las circunstancias y a la suerte.

Básicamente, buscamos autoconvencernos de que nuestros resultados en el poker se deben a la mala suerte, y que no tienen nada que ver con nuestras habilidades ni con las habilidades de nuestros contrincantes. Si bien la suerte obviamente es un factor importante en cada mano, afecta a todos los jugadores por igual y no se puede controlar, sin importar lo que hagamos.

Decir que la culpa de nuestros resultados es solo por «tener mala suerte» nos deslinda de toda responsabilidad por nuestros actos, y adjudicamos dicha responsabilidad a la suerte. Si nos autoconvencemos de que somos desafortunados, no habrá motivo para enfocarnos en mejorar en el poker, y solo nos limitaremos a lamentarnos y quejarnos.

Por eso debemos centrarnos en las acciones que sí podemos realizar y que tendrán un efecto positivo en nuestros resultados. Mira los videos de Pokerstars Learn y analízalos fuera de las mesas; te servirán para enfocarte más en las decisiones que debes tomar que en los resultados.

2. Tilt de venganza

No cabe duda de que ya hemos visto el tilt vengativo, incluso en algunos de los nombres más destacados del poker, ¡como Phil Hellmuth! Este tipo de tilt surge cuando un rival en concreto parece estar obsesionado contigo en la mesa. Entre los signos frecuentes del tilt vengativo escucharás frases como:

«¡Parece imposible ganarle a este tipo!

O…

«¿Por qué siempre te tocan las mejores cartas?»

Si bien sabemos que definitivamente podemos ganarle a ese jugador y que probablemente solo está teniendo un poco de suerte, una vez más buscamos la manera de quitarnos responsabilidad y culpar por todo a la suerte.

Puede que el jugador solo tenga suerte o que esté jugando mejor que tú. De cualquier manera, terminas queriendo vengarte de ese jugador en particular.

El apego emocional a tu venganza en la mesa nublará tu discernimiento y afectará tu capacidad para tomar decisiones óptimas y mantenerte fiel a tu estrategia. Los jugadores suelen ponerse más agresivos en un intento de ganar un gran pozo contra su enemigo, y eso puede desencadenar grandes pérdidas y más frustración.

En general, las decisiones emocionales nunca son decisiones correctas en el poker, por lo que si sientes un tilt vengativo hacia un determinado jugador, tal vez lo mejor sea cambiar de mesa o al menos tomarte un breve descanso para acomodar tus ideas y calmar tus emociones.

3. Tilt de disociación

¿Alguna vez has sentido que has perdido la concentración o la motivación para tomar decisiones óptimas en la mesa? No sientes nada cuando pierdes, tampoco cuando ganas. No sientes nada en absoluto.

Este es un estado mental extremadamente peligroso para jugar al poker.

Si bien es bueno centrarse en tomar decisiones óptimas y desprenderse de los resultados a corto plazo, apartarse completamente del hecho de ganar o perder nos lleva a depender de un «clic del botón» o simplemente a realizar acciones con poco o ningún razonamiento que las justifique.

Podrías entrar en un estado extremo de piloto automático, ir all in al azar sin pensarlo o igualar tan solo para ver qué cartas tiene tu contrincante.

A los jugadores que están sumidos en la disociación no les importa si están actuando bien o mal, si están tomando buenas o malas decisiones. Están completamente apartados de la realidad.

Si llegas a sentirte así, inmediatamente debes tomarte un descanso del poker hasta que desaparezca esa sensación.

De lo contrario, es probable que despiertes de tu estado de disociación sintiendo repugnancia por el poker, y con tu bankroll empobrecido.

Tómate un descanso.

4. Tilt del error

Cuando les preguntas a los jugadores qué tipo de tilt los afecta más, responden que no les molesta que los superen en el juego ni ligar tantas cartas malas en el reparto.

Lo que más les duele es cometer un error.

A veces sentimos que no podemos cometer errores, o que somos mejores que el resto y jamás deberíamos cometer errores tontos. Sin embargo, la realidad es que somos seres humanos y que, en alguna medida, siempre seremos vulnerables a cometer errores.

Establecer expectativas realistas para ti mismo es muy importante dado que por un error podrías enredarte en un tilt si no tienes cuidado. Mientras más analicemos todo desde fuera de las mesas, menos errores cometeremos, aunque incluso los mejores jugadores del mundo pueden equivocarse de vez en cuando.

Obsesionarte con tus errores durante mucho tiempo no te ayudará a evitar errores futuros, más bien podría ser contraproducente. Castigarte constantemente por un error de hecho aumenta las posibilidades de cometer más errores de forma drástica.

Si te sientes obsesionado con un error que cometiste varias manos atrás, tal vez te convenga tomarte un breve descanso para reflexionar sobre lo que pasó, alejado de la mesa de poker. Desglosar una mano por completo puede ser muy útil para entender qué ocurrió y qué podrías hacer de forma distinta en una situación similar en el futuro.

Cuando hayas logrado dejar atrás tu error, podrás volver con una mentalidad más segura y enfocada, en lugar de seguir castigándote y maltratando tu autoestima.

5. Tilt del ganador

Puede sonar muy extraño, pero el tilt no es cosa de perdedores solamente. De hecho, el tilt del ganador puede ser tan perjudicial o más que los otros tipos de tilt porque librarse de él es mucho más difícil.

Todos hemos escuchado la historia de un jugador que tuvo suerte y ganó un torneo increíble con un montón de dinero… que se le esfumó en pocos meses y a la larga terminó perdiendo.

Cuando todo marcha bien y las circunstancias son asombrosas, es muy fácil que te sientas excesivamente confiado en tus habilidades. Después de todo, parece que lo único que sabes hacer es ganar.

Si no tenemos cuidado con cómo manejamos nuestras emociones cuando ganamos, la exaltación del éxito podría arrasar con nosotros frecuentemente.

Los jugadores que sufren el tilt del ganador suelen volverse demasiado agresivos en la mesa, jugar con niveles de apuestas demasiado altos para su bankroll y participar en partidas en las que, probablemente, no sean ganadores en el largo plazo.

Esto no está tan mal siempre y cuando tengas suerte, pero una vez que la varianza oscile e, inevitablemente, dejes de ligar buenas manos, tu racha en las mesas se dará vuelta. Enfócate en apegarte a la estrategia acorde a tu bankroll, en jugar correctamente en la mesa y en realizar los ajustes correctos en función de la información que tienes.

Así como no debes darle tanta importancia a los bajones, también debes tener cuidado de no apegarte tanto al éxito. Los altibajos son parte del juego, así que mantente coherente con tus hábitos y rutina de estudio, y procura que tus decisiones no se vean muy afectadas por los resultados de tus sesiones anteriores, ganes o pierdas.

6. Tilt de distracción

Este es el estado más subestimado, pero posiblemente sea el más nocivo de todos. Los jugadores de poker de élite también pueden sufrirlo en gran medida, incluso si han logrado superar cualquier otro tipo de tilt.

El tilt de distracción tiene que ver con la constante tentación de mirar redes sociales, videojuegos, películas, otras pestañas y otros vicios que te distraen de tu objetivo en la mano. Algunas personas tienen síntomas aun más imperceptibles de esta clase de tilt, como fantasear o entrar en un estado de piloto automático.

No concentrarte de lleno en el poker mientras juegas te costará dinero, así de simple. Si estás disperso y desconcentrado en la mesa, fácilmente podrías terminar tomando malas decisiones.

La distracción es extremadamente dañina para tu juego de poker y te pone en un estado de piloto automático o ausencia en la mesa que genera mayores probabilidades de cometer errores. Y esos errores conducen al tilt del error (¡número 4!), y así comienza el círculo vicioso del tilt.

Deja el teléfono en otra habitación, cierra todas las pestañas, apaga el televisor y concéntrate en el juego. Estos cambios concretos podrían servirte mucho para mejorar tu promedio de victorias.

 

Coach Bahman:

Bahman Zarghami es un coach ontológico que ha ayudado a los jugadores de poker y a otras personas con tareas de alto rendimiento a alcanzar su máximo potencial durante más de 7 años. Es coach ontológico y director de Raise Your Edge, así como el principal coach ontológico de PokerStars Learn.

Para obtener más información acerca de Bahman y algunos problemas perjudiciales contra los que lucha la mayoría de los jugadores de poker (y de cómo superarlos), consulta esta entrevista a fondo con él, en la que aborda algunas de las mayores dificultades que tal vez enfrentes en las mesas de poker.

Publicaciones relacionadas

Publicaciones más recientes