Home / Por qué es tan difícil echarse un farol

Por qué es tan difícil echarse un farol

agosto 24, 2022
de Raise Your Edge

Encontrar faroles acertados es una de las cosas más difíciles de hacer en las partidas regulares. Un buen farol se reduce a una combinación entre entender el enfoque teórico y adaptarse a las tendencias de tus contrincantes.

La diferencia entre lo que teóricamente debes hacer y la práctica a veces suele ser abismal, por lo que primero vamos a romper la teoría y luego te daremos algunas opciones prácticas para aplicar en el juego.

Por qué es tan difícil engañar

Echarte un farol es tan difícil porque es muy fácil cometer errores que te harán perder mucho dinero.

Para lograr un buen farol, necesitas conocimientos teóricos al igual que experiencia en las mesas. Mientras juegas, intenta hacerte una idea de lo que están haciendo los jugadores. ¿Se están cerrando en determinadas posiciones? ¿Siempre igualan en el river? Esto te servirá mucho en tu proceso de toma de decisiones.

Por ejemplo, es muy raro que engañemos a un «calling station» (jugador que raramente apuesta o sube la apuesta), pero es posible que sí lo hagamos con un jugador pasivo y débil.

Por último, echar faroles implica coraje. Cada mano con un buen farol implica tener la valentía de accionar el gatillo, si crees que tiene sentido. Busca opiniones de compañeros y entrenadores después de la mano, pero primero acciona el gatillo si crees que es correcto.

Cuándo mentir, cuándo rendirte

Analicemos dos ejemplos de situaciones de engaño. Un buen farol y uno malo.

Ejemplo 1: Q J en 10 9 2 3 3.

Subimos en el botón con Q J y la ciega grande iguala. Apostamos al flop, nos igualan, apostamos en el turn, nos igualan y llegamos al river habiendo perdido todo.

Este es un flop realmente estupendo para nosotros, ya que tenemos un proyecto de escalera de color con muchos outs. De este modo, apostamos en el flop y seguimos en el turn cuando perdemos. El river no ayuda, pero ¿deberíamos apretar el gatillo y echarnos faroles de todas maneras?

La respuesta es «No», en teoría.

Con nuestro proyecto de escalera de color perdido, estamos bloqueando muchas manos que quisiéramos que tenga nuestro contrincante. Si nuestro contrincante tiene un proyecto de color o de escalera perdedor, es muy probable que se retire en el river (el resultado que deseamos), por lo que no nos conviene bloquear esas manos quedándonos con las cartas nosotros. En vez de eso, nos convendría tener una mano como 7-8, por ejemplo, que no bloquee los proyectos de color ni los mejores proyectos de escalera con una Q o una J.

Ejemplo 2: A J en Q 7 2 10 9.

Subimos en el botón con A J, y la ciega grande iguala. Apostamos al flop, nos igualan, apostamos en el turn, nos igualan y llegamos al river con un as como carta más alta.

Tras apostar en el turn con un proyecto de escalera interna, perdemos y tenemos que decidir si mentimos. ¿Deberíamos apretar el gatillo?

En teoría, sí.

Del mismo modo en que bloqueamos las manos que retiró el jugador en la ciega grande en el último ejemplo, no bloquearemos ninguna de las manos que podrían retirar. Es más, bloquearemos cualquier mano como K-J con la que, de alguna manera, hubieran llegado al river. Es mucho más probable que tengamos una mano como K-J que apostaríamos en el flop y en el turn, y también podemos tener manos como Q-Q, 10-10 y 9-9 que el jugador en la ciega grande difícilmente tenga. Es una situación estupenda para echar un farol porque no estamos bloqueando los proyectos descartados y tenemos cartas que bloquean sus manos de valor.

Teoría vs. práctica:

Si bien la teoría anterior es útil para elegir en qué manos tirarte un farol, solo porque teóricamente tienes un buen candidato para engañar no significa que debas acribillarlo.

Especialmente en las partidas regulares de apuestas bajas, la gente simplemente no se retira tanto en el river. Si estás en un gran pozo en el river, usa menos el engaño si crees que tu contrincante tiene manos fuertes. No intentes usar faroles para que alguien descarte un par alto en este nivel de apuestas. En vez de eso, saca ventaja de sus contrincantes robándote los pozos más pequeños y siendo cauteloso en los más grandes.

En los pozos pequeños, en los que los jugadores pasan en el flop y el turn, es muy poco probable que tu contrincante tenga una buena mano, y seguramente no le interese esa mano. Aprovéchalo usando faroles para robarte con frecuencia estos pequeños pozos, al tiempo que evitarás situaciones de engaños altamente riesgosos en manos más grandes.

Si quieres aprender más sobre las formas en las que puedes explotar a tus contrincantes, echa un vistazo a este artículo sobre 3 formas en las que puedes explotar fácilmente a los jugadores recreativos.

Publicaciones relacionadas

Publicaciones más recientes