Home / Mesas de Zoom vs. mesas regulares

Mesas de Zoom vs. mesas regulares

mayo 9, 2022
de Raise Your Edge

La estrategia para ganar en partidas regulares de 6 máx. es uniforme en todos los formatos, ya sea que juegues en mesas de Zoom o en mesas normales.

Sin embargo, hay diferencias y razones para elegir una y no la otra, según tus preferencias y circunstancias.

Aquí analizaremos las ventajas y desventajas de estos dos formatos para que puedas tomar una decisión informada sobre qué mesas de partidas regulares son las que más te convienen.

Estrategia

Lo primero para destacar es que no te conviene modificar tu estrategia de poker al jugar en mesas de Zoom. Sigues jugando partidas regulares de Hold’em sin límite 6 máx., y nada ha cambiado sobre la forma en que se desarrolla el juego.

Obviamente, en las mesas de Zoom puede haber tendencias de jugadores que requieran proezas diferentes de las habituales en las mesas de partidas regulares, pero tu estrategia predeterminada no debería diferir demasiado entre los distintos formatos. Aférrate a tus habilidades y juega tu estrategia predeterminada, así como deberías hacerlo cuando aprovechas una oportunidad con apuestas más altas.

Selección de partidas

La selección de partidas es la primera gran diferencia entre las mesas de Zoom y las mesas regulares. En las mesas regulares, puedes explorar lobbies y seleccionar mesas hasta encontrar una partida con jugadores más débiles en la que sientas que tienes ventaja.

En las mesas de Zoom, tus contrincantes cambian en cada mano y es imposible saber exactamente con quién te enfrentarás. Además, no tendrás la opción de elegir dónde sentarte.

En una mesa de partidas regulares normal, puedes seleccionar un asiento para tener jugadores más débiles a la derecha y jugadores más fuertes a la izquierda. Naturalmente, la selección de mesas y asientos te generará una tasa de ganancias un poco más alta, por lo que, en este aspecto, las mesas de partidas regulares corren con ventaja.

Acción

Aunque puede que tengas una tasa de ganancias ligeramente menor en las mesas de Zoom, ya que no puedes seleccionar partidas, podrás jugar un montón de manos más gracias a la rapidez del formato Zoom.

Cuando la acción es más rápida, la tasa por hora es más alta, ya que puedes ver más manos en menos tiempo. Entonces, aunque tu tasa de ganancias sea inferior en las mesas de Zoom, es posible que tu tasa por hora sea mayor gracias a la velocidad a la que se desarrollan las mesas de Zoom.

Preferencia

En última instancia, todo se reduce a lo que mejor te funciona.

El formato Zoom es excelente si solo tienes aproximadamente media hora para jugar y quieres sumarte a una pequeña sesión. Si juegas durante 6 u 8 horas, la decisión más acertada sería buscar una mesa de partidas regulares repleta de apostadores por diversión para sacarles provecho. También puedes combinar los formatos; es decir, jugar en mesas de Zoom únicamente cuando tengas poco tiempo y reservar las mesas regulares para las sesiones más largas.

El formato Zoom también es una excelente manera de mejorar más rápido como jugador de poker, ya que te enfrentas a contrincantes más difíciles y puedes jugar muchas más manos en una hora de las que jugarías en una mesa normal.

Con el tiempo, la experiencia que ganes jugando cientos de manos frente a contrincantes más fuertes te permitirá perfeccionar tus habilidades, sobre todo si analizas tus sesiones y dedicas el tiempo necesario a estudiar fuera de las mesas.

Publicaciones relacionadas

Publicaciones más recientes