Home / Cuando abres una mano subiendo… que no deberías

Cuando abres una mano subiendo… que no deberías

junio 7, 2022
de Raise Your Edge

La sensación de abrir subiendo una mano que probablemente no deberías es una sensación asombrosa… ¡es algo incomparable! Es posible que te sientas un poco afortunado (y quizás un poco culpable) cuando recoges las fichas, pero a veces ocurre que jugar las peores manos en realidad es la decisión correcta. Aquí hablaremos de un par de situaciones en las que tiene mucho sentido abrir subiendo muchas manos más débiles, incluso hasta un 100 % de tu rango.

Estrategia GTO vs. Sacar el mayor provecho

Primero, hablemos sobre los conceptos básicos de la teoría del juego óptimo (GTO). La estrategia GTO es la forma en la que evaluamos si una jugada será imposible de aprovechar, incluso si tus contrincantes juegan a la perfección. Podrías pensar: «siempre deberíamos tratar de jugar según una estrategia GTO, ¿verdad?» De hecho, la respuesta no coincide con lo que podrías esperar.

Por ejemplo, en caso de apuestas bajas a medias, nuestros contrincantes casi siempre juegan de forma extremadamente imperfecta, así que tratar de ajustarse a la estrategia de un solucionador no tendría sentido. Tenemos que inclinarnos a explotar a nuestros contrincantes y ganar la mayor cantidad de dinero posible.

Cómo elegir el tamaño de tus apuestas

Para comenzar, analicemos los tamaños de las apuestas cuando abrimos subiendo antes del flop. Una jugada GTO recomienda el uso de tamaños de pilas muy pequeños si abrimos desde una posición media temprana.

El solucionador espera que sus contrincantes (que, recordemos, están jugando «perfectamente») igualen muy poco y realicen apuestas de continuación de forma muy agresiva. Por lo tanto, se trata de usar pequeños tamaños en posición media temprana para poder defenderse mejor cuando haya una resubida y de jugar pozos más pequeños cuando se esté fuera de posición. Como es de esperar, en posiciones posteriores como el botón o la derecha del botón, a los solucionadores les gusta subir con más fichas (alrededor de 2,5 o 3 veces la ciega grande). En realidad, lo que nos conviene es hacer lo contrario.

Sobre todo en las partidas de apuestas bajas a medias, los jugadores no realizan apuestas de continuación con tanta frecuencia como deberían y se limitan a igualar poco con un montón de manos tratando de «ver el flop». Por lo tanto, deberíamos subir más desde una posición media temprana con un rango de manos más reducido del que sugiere la estrategia GTO, de manera que podamos construir un pozo con la intención de aprovechar nuestra ventaja en flops favorables.

Tus contrincantes se verán castigados por igualar esas manos basura. Desde la posición tardía (¡adivinaste!), nos conviene subir con menos fichas… aproximadamente 2 o 2,5 veces la ciega grande. ¿Pero por qué?

Hablaremos de eso a continuación dado que es una situación en la que quizá te convenga subir varias manos que creas que no deberías.

Cuando abres una mano subiendo… que no deberías

Nos conviene subir una ciega pequeña desde la última posición porque debemos intentar robar las ciegas con mucha frecuencia. En las apuestas bajas a medias, los jugadores no suelen pensar en el tamaño de las apuestas que tienen que igualar para defender las ciegas. Solo igualan o se retiran en función de qué tan buena creen que es su mano.

Según la estrategia GTO, deberías defender un rango de manos mucho más amplio desde la ciega grande frente a un tamaño 2 o 3 veces mayor, pero la mayoría de jugadores no aplica esta modificación. Eso significa que, a menudo, puedes obtener beneficios automáticamente subiendo más manos de las que propone la teoría GTO (que dice que deberías subir desde el botón o desde la ciega pequeña).

Por ejemplo, la estrategia GTO sugiere que deberías subir el 41 % de tus manos desde el botón y defender alrededor del 50 % de tus manos desde la ciega grande. Si crees que la ciega grande solo defiende el 30 % de las mejores manos, tienes una situación fácil para obtener beneficios automáticamente subiendo todo tu rango. Especialmente debido a que tus contrincantes con apuestas bajas y medias raramente realizan una tercera apuesta tras la ciega grande sin una mano monstruosa, no te encontrarás en muchas situaciones en las que te castiguen por hacerlo.

Otra situación en la que puedes subir un rango de manos más amplio, que lo que dice la teoría GTO, es cuando estás en primeras posiciones, y tanto el botón como la ciega grande son jugadores más débiles y pasivos. Tienes una gran oportunidad de ampliar tu rango para incluir algunas manos en las que normalmente te retirarías porque no te enfrentarás a semejante agresividad (apuestas de continuación). Se retirarán muchas veces, y cuando igualen, estarás jugando por un pozo contra un contrincante más débil después del flop.

Si este artículo te pareció útil y quieres saber más sobre cómo explotar a tus contrincantes y desviarte de los principios de la estrategia GTO, echa un vistazo a este artículo, en el que hablamos de 3 formas más de aprovechar al máximo las apuestas bajas y medias.

Publicaciones relacionadas

Publicaciones más recientes